La Maison de l'Humanité
  Contacto | Connectarse 


DERECHOS DE LOS PUEBLOS AUTOCTONOS

En virtud de los DERECHOS DE LOS PUEBLOS AUTOCTONOS
a disponer de ellos mismos…
LA SOCIEDAD TIENE EL DEBER…

1-La Sociedad tiene el deber
de reconocer
EL DERECHO A LA EXISTENCIA
de todas las razas, concienciando sus funciones específicas
necesarias al conjunto del Planeta.
Cada raza es representativa de una potencia particular de orden cósmico y posee cualidades que le son propias y necesarias para las otras razas.
Cada raza está compuesta por distintas familias formando específicamente pueblos, naciones étnicas con sus naturalezas particulares.


2- La Sociedad tiene el deber
de reconocer
EL DERECHO A LA VIDA
de todos los pueblos autóctonos, de todas las naciones étnicas con sus características sociales y culturales, sus diferencias de hábitos y de costumbres, sus esencias tradicionales y espirituales; de aceptar, por su humanidad, todo lo que forma las cualidades de un pueblo: su lengua, su traje, su hábitat, sus relaciones con la familia, sus creencias y la libertad de gestionar su tierra, de asumir su educación, su evolución y su salud, sin intervenir jamás bajo el pretexto de que la sociedad tecnócrata es más avanzada, para imponerles visiones inhumanas…


3- La Sociedad tiene el deber
de reconocer que ha expoliado a los pueblos autóctonos desde hace siglos y que, por los daños causados, tendrá que proceder a la devolución de las tierras de estos pueblos y al abandono de los poderes usurpados en materia espiritual, política, educativa, etc…


4- La Sociedad tiene el deber
de elaborar otra visión política del Planeta donde las naciones étnicas, libres en su territorio, se agrupen en confederaciones de naciones étnicas por continentes, con el fin de planificar los intercambios vitales entre ellas.


5- La Sociedad tiene el deber
de salir airosa del marasmo en el que ha sumergido al Planeta:
  • por medio de acciones de desarme, de destrucción de los sistemas contaminantes en todas las áreas afectadas, de supresión de la obligación de producciones mercantiles inadecuadas al mercado,
  • por medio de actos de apertura en lo que concierne a la salud, la educación, y la libertad de creencias.


    Este programa puede parecer utópico a primera vista, pero es
EL RETORNO AL ORDEN DE LA NATURALEZA
y se aplicará con más o menos resistencia según la apertura y la humanidad de cada uno.
Es por donde se va medir la humanidad de la Sociedad de naciones políticas,
  • u obrando para valores de beneficio o valores mortíferos.
  • u obrando para valores humanos, valores de Vida…
LA CASA DE LA HUMANIDAD es un paliativo a las carencias
de una Sociedad de naciones políticas en decadencia.
PROPONE SER UN NEXO
ENTRE LA ANTIGUA Y LA NUEVA ENERGÍA.
Sin obediencia, ni política, ni religiosa, su horizonte es de establecer un lugar de intercambio en materia de humanidad, a través de los individuos y de las naciones étnicas que reivindican su estatuto de libertad y de paz, reconociendo y aceptando las diferencias…
Quiere ser el punto de convergencia de todos , para que, cuando llegue el momento en que suficientes naciones étnicas hayan respondido a su llamada, entregarles la antorcha de una gestión del Planeta en Belleza, en Alegría, en Libertad y en Paz.
Volver arriba